Consejos para los consumidores antes de comprar durante el Black Friday

Fecha: 18-11-2018 - Categoría: Consumo

El Black Friday es la gran cita comercial previa a la campaña de Navidad, con el aliciente de descuentos espectaculares en artículos de consumo. Esta tradición, que se originó en Estados Unidos, se ha globalizado y ya está presente en todas partes y también en la red.

Desde la CUS. Salud Consumo y Alimentación, queremos dar algunos consejos para facilitar que en estos próximos días se puedan aprovechar las ofertas del llamado Black Friday y todos los consumidores compren de manera responsable, sin sobresaltos y de forma segura teniendo también en cuenta controlar el gasto y evitar el sobreendeudamiento.

Las compras impulsivas y que generan insatisfacción se pueden evitar siguiendo estas recomendaciones:

• Elaborar una lista ajustada al presupuesto y los artículos necesarios que queremos comprar.
• Es importante comparar precios en diferentes establecimientos y no fiarse de determinadas ofertas a bajo precio, especialmente en Internet, ya que podrían ser un engaño o incluso productos falsificados.
• En cualquier caso los productos deben mantener siempre la misma calidad y garantía que tenían antes de los días de la oferta.
• Los productos que queremos comprar deben mostrar el precio original y el precio rebajado o, en todo caso, el porcentaje de descuento que se aplica.
• La publicidad de los productos a la venta siempre es vinculante y obliga al comerciante a respetar todas las condiciones que se anuncian.

En caso de hacer la compra en establecimientos físicos debemos recordar que no existe ninguna obligación de aceptar cambios o devoluciones si el producto está en buen estado. Es recomendable preguntar antes si existe esta posibilidad. En caso afirmativo, el establecimiento debe informar de cuáles son las condiciones establecidas: plazos, posibles excepciones, forma de devolver el importe, etc.


En el caso de hacer la compra por Internet hay algunas normas importantes a seguir:
Debemos asegurarnos de que estamos en un sitio de comercio electrónico seguro y de confianza y a ser posible que tengamos referencias de amigos o familiares.

Antes de la compra es recomendable hacer estas comprobaciones:

• Buscar otras opiniones de usuarios que ya hayan comprado en este sitio de la red.
• Fijarse en que el sitio web esté mínimamente bien diseñado y presentado. Sin faltas de ortografía, traducciones mal hechas o imágenes poco profesionales.
• El web debe mostrar los datos de contacto y la localización física de la empresa en cuestión.
• Debemos entender perfectamente la información sobre las características y los precios de los productos expuestos en el web.
• También debemos comprobar que se informe explícitamente de las condiciones de venta. Es decir, la modalidad de pago, sistema de envío, plazos de entrega y forma de devolución.
• Otro detalle importante es verificar que la dirección electrónica comienza por https como garantía de seguridad y, como complemento, en la parte inferior del navegador debe aparecer la imagen de un candado cerrado.

Si hacemos la compra por Internet disponemos de 14 días para devolver los productos si no estamos convencidos de la compra que hemos efectuado excepto si se trata de productos hechos a medida o personalizados, productos que se deterioren con rapidez (comidas), billetes de transporte aéreo, reservas de hotel y entradas para espectáculos.

Asimismo al comprar en la red debemos desconfiar de los enlaces de ofertas irresistibles que podemos recibir a través de grupos de Whatsapp o de nuestro correo electrónico y que son de dudosa procedencia. Detrás de estas supuestas ofertas se pueden esconder direcciones diferentes a las que vemos en el texto del enlace, con fines ilícitos, y experimentar casos de phishing o typosquatting. Debemos tener presente que cada año el phishing se perfecciona de cara a conseguir suplantar grandes marcas y obtener así datos personales o bancarios de los internautas con fines fraudulentos.

En el momento de hacer la compra debemos evitar utilizar ordenadores o redes públicas, que pueden ser manipuladas para obtener información privada y también debemos tener la precaución de no dejar ninguna sesión de compra abierta e intentar no utilizar la misma contraseña para todas las plataformas de compra que utilizamos habitualmente.

Otro aspecto importante es tener actualizado el antivirus instalado en nuestro ordenador. Es una garantía de protección contra ataques globales de virus y ramsonware (bloqueos a determinadas partes de un sistema que obligan al usuario a pagar un rescate).

Si la compra se hace en una tienda virtual ubicada fuera del ámbito de la Unión Europea y tenemos algún problema siempre será más complicado de resolver ya que el nivel de inseguridad jurídica mayor.

En cualquier caso siempre debemos conservar las facturas o comprobantes de compra ya que es el documento que garantiza nuestros derechos vez de reclamar por cualquier circunstancia.